Irregular contrato NG Power vendido a InterEnergy Group

Irregular contrato NG Power continuará con InterEnergy Group

Panamá NG Power empresa involucrada en casos de corrupción y acciones jurídicas que aun están sin resolver, vendió a InterEnergy Group un contrato irregular de suministro de energía, cuestionado por todos los ángulos desde su dudada licitación, ya que la misma estuvo viciada para lograr el beneficio de tercero.

Asimismo, dicho contrato es el más caro del mercado, por lo que es señalado que será causante de encarecer el precio de la energía eléctrica y poner en riesgo la estabilidad económica del país, por las consecuencias que esto podría generar.

La Empresa de Transmisión Eléctrica de Panamá (ETESA), mediante Resolución AN No. 16965-Elec de 7 de julio de 2021 aprobó el Documento de Licitación, correspondiente al Acto de Concurrencia LPI No. ETESA 01-21, con el cual se puede demostrar las diferencias existentes en el mercado eléctrico actualmente.

Irregular contrato NG Power continuará en manos de InterEnergy Group

Esto quiere decir que el panorama actual es muy diferente al que existía  cuando NG Power se adjudicó el irregular contrato de suministro de energía. Ahora existe un mayor margen entre la demanda y la potencia firme del parque existente. En aquel entonces la capacidad instalada era de 1.64 veces superior a la demanda máxima, mientras que ahora es de 1.92.

Irregular contrato NG Power continúa pese a daños que podría causar en la economía

El documento aprobado por  ETESA sirve para demostrar que si InterEnergy continúa con este irregular contrato NG Power aumentará el precio de la tarifa eléctrica, pues el precio de dicho contrato es el más caro del mercado.

Para enero-junio 2021, el precio monómico (combinación de los cargos de potencia y energía) de generación de energía incorporado en las tarifas es de $0.1129 por kilovatio hora (kWh), el cual es menor que el monómico resultante de este contrato de NG Power, $0.1170 /kWh, ya indexado con el precio del gas natural.

Si el contrato de NG Power por los 550 MW acordados llega a concretarse con el precio por el cual fue licitado (0.1170 US$/kWh), los usuarios serán los más afectados y pagarán las consecuencias de esta transacción ilegal. El valor con el que se calculan las tarifas aumentaría en promedio debido a la entrada de energía a ese precio, comparado al precio promedio que se paga hoy (0.1129 US$/kWh).

Transacción va en favor de tercero violando intereses ciudadanos

Con esta transacción no se respetaron los intereses ciudadanos, ya que no se concreta el mejor precio para la energía eléctrica, como corresponde siguiendo lo establecido en la ley. Situación que se generó dado a que al momento de realizar la subasta para la licitación no existió una real competencia y NG Power fue el único proponente.

Panamá NG Power mediante una dudosa licitación celebrada en el 2013, expuso un contrato de 11.8 centavos el más caro de todos, para demostrar este punto se mostraron como ejemplo otros contratos como el de Gas Natural Atlántico 10.5 centavos y para Martano de 8.3 centavos, esta situación repercutirá en la economía y trae como consecuencia sobrecostos al país.

Para ese entonces se licitó el mayor bloque de energía (550 MW) que se haya licitado a la fecha, para un periodo de 20 años con Panamá NG Power como único proponente, que se comprometió a entregar el suministro requerido en el periodo de 1 de marzo de 2017 al 29 de febrero de 2036 y no lo cumplió con los términos estipulados para el caso.

Contrato energético repercutirá en la inversión del Estado

Este contrato de suministro de energía, con su transparencia y legalidad están en duda, no se adapta a la realidad del mercado eléctrico lo que afectará el bolsillo de los consumidores y la inversión del Estado estará limitado.

Por esta razón, exigen se vele por los mejores intereses para el país,  atendiendo las características del mercado actual. Asimismo solicitan a las autoridades a mediar entre las empresas negociadoras de esta cesión para que se dé una modificación en el precio y balance económico del sistema al momento de enmendar los contratos y que este se ajuste al tiempo actual.