Demanda  contra prórrogas que favorecen proyecto electrico bajo sospecha de corrección

 Una nueva Demanda Contenciosa Administrativa de Nulidad contra las prórrogas que favorecen proyecto eléctrico bajo sospecha de corrección, que construirá la empresa Generadora de Gatún, interpuesta por el abogado Moisés Bartlett

Expuso Bartlett que la finalidad de este recurso legal es para que se declaren nulas por ilegal las prórrogas autorizadas por la Autoridad de los Servicios Públicos ASEP de los contratos suscritos entre Panamá NG Power y las empresas de distribución de energía eléctrica del país.

Asentó su demanda porque el contrato de Panamá NG Power es el más caro de los existentes en el mercado y la ley se establece que las compras de energía se deben hacer en procesos abiertos de libre concurrencia, para garantizar que exista una real competencia para que de esta forma se concreten los mejores costos de generación a los clientes y obtener las mejores tarifas eléctricas.

Prórrogas favorecen proyecto eléctrico ASEP viola la ley

Prórrogas favorecen proyecto eléctrico ASEP viola la ley

Estas prórrogas aprobadas por la ASEP violan lo estipulado en la ley, crean dudas y evitan la contratación en mejores términos, perjudicando al resto de los agentes generadores. Por ello, el abogado argumenta que afectan al país y a los consumidores, ya que el contrato de NG Power representa más de 33 millones de facturación anual a los consumidores.

Situación que afecta la inversión del Estado para otros requerimientos como subsidio eléctrico, educación, salud y desarrollo social, apreciación de la Cámara Panameña de Generadores Hidráulicos de fecha 12 de mayo de 2021.

Por otra parte, para el caso se incumplieron los términos establecido en la ley para para la ejecución del proyecto, pues tenía obligación de iniciar operaciones comerciales el 1 de noviembre de 2016 algo que no se cumplió lo que es causal para que la Entidad declarara cancelada la licencia Definitiva de NG Power, ya que la ASEP no había autorizado una nueva fecha para el inicio de operaciones, la compañía estaba obligada a cumplir con este término por lo que ha vencido este plazo.

De igual modo la empresa no cumplió con la entrega del cierre financiero. Por esta razón Panamá NG Power debe actualizar la licencia que le otorgó la ASEP, describiendo la configuración del proyecto a construir, el cronograma que contiene una descripción de actividades a realizar, su duración y fecha de inicio y terminación. Asimismo debe indicar la nueva fecha de inicio de operaciones comerciales.

 

Los requisitos estipulados se debieron cumplir para que posteriormente la ASEP pudiera proceder a emitir la prórroga de los contratos. El término de inicio de operaciones comerciales del proyecto estaba vencido y le correspondía al Ente como acción legal cancelar la licencia definitiva de la empresa constructora.

Para el abogado la ASEP era conocedora de la obligación legal de examinar la condición de la licencia de Panamá NG Power que estaba vencida, pero se saltó los pasos de ley y lo contrario a cancelar la licencia procedió a prorrogar los contratos suscritos por la empresa con las distribuidoras eléctricas sin la existencia de una licencia vigente.

El demandante solicita la suspensión de la prórroga dispuesta por la ASEP, ya que es una decisión fuera de ley pues viola todo los trámites correspondiente los cuales está obligada a cumplir para que el mismo tenga legalidad y transparencia

Por otra parte, Bartlett introdujo la demanda con el fin que se responda por qué prorrogó los contratos de Panamá NG Power, aclaratoria que la ASEP se niega a dar, algo que vulnera los derechos de los consumidores de estar correctamente informados.

Indicó que la Autoridad de los Servicios Públicos reserva el contenido de las enmiendas dispuesta de manera ilegal a favor de Panamá NG Power y esto causa incertidumbre y dudas por la falta de transparencia en un asunto de suma importancia para el país.